Archivos de la categoría ‘1. Rutas’

Los 10000 del Soplao 2013

Publicado: 21 mayo 2013 en 1. Rutas
Etiquetas:, , ,

Hola de nuevo Enganchados!!!

Han pasado varios meses sin escribir por aquí… no tengo mucho tiempo últimamente. Pero la ocasión merece la pena.

Todo aquel que haya participado en los 10000 del Soplao sabe a lo que me refiero. El Soplao es esa prueba de un día que todo aficionado al MTB debería marcarse como objetivo. No solo porque se desarrolla en un paraje precioso, la buena organización y la amabilidad de sus gentes, sino porque la satisfacción de terminarla dura semanas, meses… y sino la terminas, al año siguiente tendrás una nueva oportunidad, estarás deseando que llegue.

Pero no te lleves a engaño, hay una cosa bien cierta: es un infierno… El Infierno Cántabro, vive tu reto!

El ambiente de la tarde-noche anterior es para vivirlo, muchísima gente pululando, se masca el nerviosismo de los bikers y la paciencia de otr@s tant@s acompañantes/sufridor@s… no se como nos aguantáis! jejeje Guiño

936101_10151609009828028_1368291318_n

Para los que se lo estén pensando, recomiendo alojarse en Comillas. El ruido de las olas ayuda a dormir… Oveja negraOveja negraOveja negra Las 6 de la mañana llegan enseguida, ha llovido por la noche pero ahora no cae. Pensaba llegar con más tiempo a la salida, pero los imprevistos de última hora… me cuelo por las callejuelas, con suerte de caer bastante cerca de la salida… las palabras de la alcaldesa… empiezan a sonar los AC/DC… suben las pulsaciones… cuenta atrás… la traca da la salida… los primeros pasitos… la marea empieza a moverse acompasada… a los 4min paso por el arco, contento por no salir muy atrás y más cuando en la primera rotonda veo a Karol deseándome suerte.

Empiezo calentando adecuadamente, pedalada redonda, alta cadencia… ni me entero de los cambios que han metido este año en los primeros kilómetros, pero los paso muy cómodo y a buen ritmo.

Llego a la Cocina con rampas exigentes. Han cementado los primero 400m pero pronto aparece el barro, las piedras, las roderas y la necesidad de echar pie a tierra. Mucha gente animando y no veo a nadie que se atreva a subirlo montado, son unos 300m. Los de detrás tendrán tapón asegurado, lo he sufrido otros años.

Voy comentando con un compañero la comodidad del nuevo XX1 con un plato 32 y me dice que le sobran 2 dientes… se nota que va atrancado… me pasa… le paso… me pasa… le paso… así hasta las cuevas del Soplao, que ahora se sube por carretera donde antes había una pista rota. He llenado el Camelbak con agua sin haberlo enjuagado y está realmente asqueroso, no me va a sentar mal, seguro que no… aún así decido no parar en el avituallamiento y afrontar la bajada a Celis.

La bajada está muy peligrosa, sobre todo al principio, donde voy vendido y tengo que ir prácticamente parado. El barro arcilloso parece chocolate y no entiendo como la gente puede bajar tan fuerte, me pasan, están locos, voy de lado a lado. Definitivamente las gomas que llevo no valen para barro, aunque a mi me encantan, vuelaaaan… Va mejorando el terreno y puedo soltar frenos.

Celis

Km 35- Llego a Celis donde los vecinos están listos con las mangueras para limpiarnos el barro de las bicis y engrasar las cadenas… es una pasada!

Km 45 – Tras un tramo de carretera y el vadeo de un rio donde los valientes se meten hasta las rodillas, empieza la subida al Monte Aa, ya me lo conozco y hay que regular porque vienes muy suelto y se pone casi al 20%.

Km 60 – Tras una bajada rápida, llego al mítico paso por Ruente, donde la gente se agolpa en los márgenes de la carretera y alrededor del paso por el puente sobre el arroyo. Oigo a la gente decir que vamos muy bien, me motiva y aprieto un poco mas.

Aquí un vídeo cruzando el puente de Ruente… soy el tercero.

Km 65 – Por fin llego a la campa de Ucieda donde pongo agua limpia en el Camelbak y cojo fuerzas: isotónica, plátanos, pasteles…

Km 78 – La subida al Moral no la recordaba tan dura. Tiene un desnivel importante en alguno tramos, me pilla fresco, tiro sin cabeza y termina haciéndose larga. Casi hora y media de subida del tirón, echo cuentas… me pasará factura.

Km 92 – La llegada a Bárcena Mayor, donde está el siguiente avituallamiento, no llega nunca. Noto un bajón importante, las piernas no me van, noto frio, las manos, los pies… y lo peor, la cabeza se enfría. Empiezo a darle vueltas, me siento agotado. Aun queda lo peor, ahora empieza el Soplao… cuantas veces lo habré leído, oído… me entra el agobio. A partir de aquí comienza mi tortura.

Me doy cuenta de que no he comido nada desde Ucieda. Debo llevar un careto… me atiende un chico del avituallamiento, una isotónica, un plátano, otro para el bolsillo, un sándwich de jamón y queso, membrillo… lo devoro… otra isotónica. Que tal vas de calambres me dice y me echa una pastilla de potasio en el Camelbak que me acaba de rellenar. De pronto me siento preñado, pero mejor así.

Yo y mi digestión empezamos a subir Fuentes, 16km por delante, algo más tendido, pero 16km al fin y al cabo. Recuerdo algo que escribió Josef Ajram sobre la motivación, y lo pongo en práctica. Decido dividir el puerto en 4 etapas de 4km, será mas llevadero. Los primeros 4km se me hacen muy largos, constantemente mirando el GPS y el paso de cada 100 metros, diviso la siguiente curva, otra curva, encuentro un árbol caído donde parar. Primera etapa superada. Me adelantan, me dan ánimos…

Me doy cuenta de que hace muchos kms que no disfruto, mi pensamiento se centra en mi sufrimiento. El tiempo se para, no avanzo, estoy derrotado mentalmente… Dejarlo aquí, abandonar, otra vez será… me ronda la cabeza. Entro en bucle y me planteo seriamente darme la vuelta y meterme bajo la ducha caliente. Y cuando me voy a sacar la espina de 2012 sino es hoy? El siguiente esfuerzo lo estiro hasta los 6 km, vuelvo a parar a recobrar el aliento. Lo que queda del tirón.

Km 108 – La llegada a Fuentes es fría, no hay nada. 90 minutos de esfuerzo y no hay nada. Recordaba que Fuentes tenía trampa, empiezas a bajar, te quedas helado y después queda el remate de Ozcava, donde ves a lo lejos, muy arriba, por donde va la gente… no lo mires me dice uno que se me pone a la par, me debe haber oído jurar y resoplar. Estoy sufriendo más de la cuenta, no estoy acostumbrado, pero tengo que acabarlo. Empiezo a pensar en positivo, se que si supero Fuentes y Ozcava, el resto aunque sea arrastras. Menos mal que no era consciente de que lo peor estaba por venir.

KbiMQAUX-aQcu7sKgcCFpeuPl8XJBdrH506ohYGyOxQ

Km 114 – En Ozcaba tienen hasta café con leche caliente, que bien me sienta. Son las 4 de la tarde. La bajada será larga y fría, decido ponerme el chubasquero por primera vez.

Km 128 – Lo de Correpoco, nuevo en el trazado de este año, tiene su gracia… para un día seco, seguro que estaría divertido, estrecho, piedras… pero en realidad es una ciénaga, pestilente… mejor no doy mas detalles del rato que pasé empujando la bici.

En el Km 135 se les ha ocurrido meter un puertaco con rampas imposibles de casi el 30% y un 20% sostenido durante algunos tramos… pues si, y se llama Negreo. El avituallamiento está a unos 300m de empezar a subir, no tiene mucho sentido para en mitad de una rampa. Pero son niños los que me atienden y me sacan una sonrisa, me ayudan con todo lo que pido.

Obviamente los tramos del 30% nadie los sube montado, y yo la mayoría del 20% tampoco, paso de reventar. Me cruzo con varios que se han dado la vuelta. Voy en modo autómata, no gasto en pensar, tengo hardcodeado terminar, sea como sea. Se que este es el último puerto, y eso me hace fuerte. Pero es interminable, recuerdo lo que me dijeron, no mires… Voy sin referencias porque el GPS se ha quedado sin batería a las 10h. Cuando creo que ya está hecho, giramos a la izquierda y sigue hasta que se pierde el corte en la montaña por donde va la pista. Hay tramos con muchas piedras donde hay que bajarse si o si.

Se me empieza a montar el dedo gordo del pie derecho, prácticamente no puedo hacer fuerza con la pierna derecha. Tengo que parar, quitarme los cubres, zapatillas y estirar. Como es la gente, como es este deporte… me pasan y se preocupan de que no me quede frio, que si ya he llegado hasta aquí ni se me ocurra abandonar…

Una vez arriba se nota mucho viento en la cresta, está empezando a llover. En la cara molesta bastante y parece agua-nieve, hace bastante frío y toca ponerse el chubasquero que ni me acuerdo cuando me lo he quitado. La bajada es muy rápida y peligrosa, cuando el viento sopla de frente prácticamente me para y cuando sopla de lado soy yo el que tiene que frenar porque es imposible ir en línea recta.

En el Km 157 me espera Ruente y desde aquí a Cabezón por carretera enchufado a todo lo que da. Hace bastante viento y aparece un Cancelara que me dice que si puedo me ponga a su rueda… duro 3min. Llevo un rato con la sonrisa puesta, que no se me quitará en todo el día. Disfruto de los últimos metros por las calles de Cabezón, me incorporo, dejo rodar la bici, miro a mi alrededor, la gente jalea… Karol me espera con el mejor de los premios… Eres mi héroe! Lo has conseguido! Tienes buena cara! No pareces cansado!

llegada

Tiempo: 11:04
Posición: 686 (306 de mi categoría) 465
Velocidad media: 14,9 km/h
Distancia: 165km
Acumulado: 4900m

He hecho el mismo tiempo que en 2011, pero 400 600 posiciones por delante. El final de 2011 nada tiene que ver con el de este año. En 2012 me quedé sin frenos. En 2014… buscaré otros retos.

Arrancamos 3811 y terminamos 2675 porque a las 9 de la noche empezó a diluviar y la organización decidió que la gente no subiera el Negreo.

Es curiosa la mentalidad humana y la pasión por este deporte, el mismo día de la prueba, a pesar de la omnipresente sonrisa, el sufrimiento pasado lo era todo. 3 días después, la satisfacción de haberlo terminado ha borrado buena parte de las miserias sufridas y los buenos momentos vividos me incitan a repetir un año más.

PD. Eche de menos a Yayon, el hombre el Campanu, animando en el Moral, y también al gaitero.

Anuncios

Era la primera vez que iba a Ronda, y quedé encantado con la zona y el paisaje. Otro lugar interesante para un retiro temporal, fijo que consigues desconectar.

Venía a la prueba medianamente preparado, no tengo mucho tiempo libre y las lluvias de las últimas fechas no me han dejado pisar mucho el campo y he tenido que tirar de flaca.

Ya en Ronda, el camino desde Madrid se me hizo muy largo, la entrega de dorsales se produce con normalidad, bastante bien organizado y dimensionado para los 7.000 participantes en las distintas modalidades.

Nos alojados en Montejaque, prácticamente escondidos entre las montañas, origen de un queso de cabra (de la cabra payoya) que es un bien preciado y estoy deseando probar.

A las 9 he quedado con Caballino y Trepa, que ya están preparados y que, como van con la equipación de este año, saldrán por delante.

A estas horas, el campo de fútbol ya está petado y el sol empieza a quemar. Vaya día nos espera. Hasta las 10:30 no se dará la salida, por lo que la hora de espera se hace eterna. Además la salida es neutralizada y nos toca espera otros 15min hasta reagruparnos. A las 11 de la mañana empieza la fiesta…

Al poco de pasar el primer avituallamiento, que nos saltamos sin querer, noto que la trasera se me va y compruebo que he pinchado. El líquido hace su trabajo y tapona el pinchazo. Decido seguir hasta el siguiente avituallamiento. Son varios los que me avisan que voy pinchado, ahora pienso que debería haber parado porque podía haber abollado la llanta, pero la adrenalina me ciega… al poco nos tocará volver a parar porque mi compi ha pinchado también.

Caballino va muy bien y seguimos dando caña. Los primeros 50km los hacemos sin despeinarnos, con buenas sensaciones y a muy buen ritmo, adelantando a muchísima gente. Trepa ha decido marcar su ritmo, pero ha prometido llegar a la meta.

Caballino, que ya ha participado en Ronda en otras ocasiones, propone bajar el pistón sabedor de lo que nos espera… llegamos al cuartel sin mayor problema. A partir de aquí todo cambia…

La subida a la hermita es demoledora, las primeras rampas ya son exigentes, pero nada que ver con lo que nos espera después. Sigo tirando hasta donde ya es prácticamente imposible subir montado. Decido esperar a mi compañero en una sombra. Le pregunto si esta cuesta la que llaman el cachondeo, fíjate tu lo que yo tenia en mente… no nos queda nada….

Llegamos a la hermita y las zetas de bajada casi no se pueden trazar por el desnivel, uffff por poco me voy fuera… menudas vistas hay desde la altura.

A continuación una trialera de subida imposible, nuevamente, que acaba con mi paciencia… me tiro a la sombra. Llega Caballino. Arrancamos y esto parece no terminar nunca. Mas empujabike… Nos comentan que el año pasado pusieron esta subida y la gente se quejo bastante, pero no parece haber importado mucho.

A duras penas llego al avituallamiento, donde decido no esperar porque tengo muchas ganas de terminar. Aun quedan 2 remontadas desde el río, una por pista de cemento y otra la conocida por el cachondeo… tiene guasa!

Posición 895, de mas de 2700 que la terminamos. Con un tiempo de 7:29:30, de los que poco mas de 6h fueron dando pedales o empujando. Caballito y Trepa la terminaron al poco tiempo.

Temperaturas superiores a 30grados durante toda a ruta, algunos registraron 42. Muxa caló!

Como resumen:

De tanto patear me llevo una ampolla guapa. Temía que me fastidiar para el Soplao, pero la blastoestimulina esta ayudando a una rápida cicatrizacion.

Me ha gustado:
– El paisaje y la zona,
– El ambiente y en general la organización

NO me ha gustado:
– Que pongan cuestas que solo un 1% sube montado, no tienen sentido cuando son tan largas. Resultado, todo el mundo empujando la bici durante 2h a las 4 de la tarde, con mas de 30grados.
– Lo cerda que es la gente, la mas cerda que he visto nunca. Todo el campo lleno de envoltorios y sobras de geles y barritas.
– Algunos avituallamientos eran escasos y se formaban colas para reponer agua.
– No hay posibilidad de llevarte bebida de los avituallamientos, te lo dan en vasos y racionado.
– Una hora para recoger la sudadera tras terminar la prueba, una sola persona atendiendo, de coña.

He subido a ruta a Wikiloc

image

Hacia tiempo que no le dedicábamos una mañana a la bicicleta como la de domingo pasado. Y es que hace ya un tiempo que no pisábamos la sierra.

Madrugón mediante, a las 6:30 RIIIING, partimos hacia Patones. Voy con Satelite comentando lo que será la ruta y las sorpresas que nos tiene preparadas… miedo me da (pienso en esos momentos).

Hemos quedado con Caballito y Trepa en el parking del Ponton de la Oliva. CuatroGatos.

Arrancamos subiendo, como no puede ser de otra manera. Subimos hacia el cerro que llaman Cancho Gordo, que nos dejara ver el maltrecho embalse del Atazar. Subida intensa pero llevadera, al comienzo por carretera y luego por pista. Caballito empieza a tirar y no me queda otra que seguirle a duras penas. Arriba nos reagrupamos para disfrutar de un sendero largo que en parte ya conocía pero que es la caña, especialmente la zona de la arboleda, m encantan los zig-zags rápidos. Terminamos en la presa de la Parra, perdiendo toda la altura que habíamos ganado, donde se me ponen los pelos de punta al cruzar el puente.

Tras reponer fuerzas, afrontamos la segunda subida, mucho mas larga que la anterior. No tenemos ni idea de hasta donde nos hastiará el puerto de primera.

image

Como no, Caballito imprime un ritmo infernal y se adelanta unos metros. Se acabó la conversación, nadie piensa en derrochar una caloría. Poco a poco voy cogiendo su rueda y mantengo las pulsaciones todo lo bajas que puedo. Satelite y Trepa deciden marcarse un ritmo donde se sienten cómodos, unos pocos metros por detrás.

La subida empieza a hacerse interminable y el calor va en aumento. Decidimos parar a quitarnos la chaqueta. Caballito va sufriendo algún dolor de espalda, menos mal… la parada nos viene bien. Seguimos dándole hasta hacer cumbre, donde nos reagrupamos con Satelite. Los casi 900m de desnivel del tirón dan una idea de la tortura, pero que ya parece menos y va apareciedo una sonrisa en nuestra cara, mas aun pensando en la trialera que no espera.

image

Tras avisar a Trepa para que baje por la pista, nos tiramos a machete. Al principio pienso en cuanto echaba de menos este terreno, en parte cansado de tanta pista, pero pronto pienso que todo en su justa dosis. Y es que la trialera se las trae. El camino desaparece por momentos y nos encontramos en pasos que ni las cabras. Tengo los cuadriceps “calientes” de la subida, y tras un par de sustos, decido bajar el ritmo y, muy a mi pesar, ir el último… 😉

Me duele todo de la bajada, creo que nos ha machacado mas que la subida. Falta de costumbre… ya sabemos como se cura esto.

¿Dónde estará Trepa? Al final aparece en Alpedrete, fresco como una rosa. A partir de aquí, un continuo sube-baja, que enlaza con un último sendero divertido que nos llevará de vuelta a los coches.

Una ruta para HOMBRES.

Hasta la próxima Enganchados!

He subido la ruta a Wikiloc

image

Esta mañana nos hemos juntado unos cuantos, como viene siendo buena costumbre: Tomy, Trepa, Cavallito y yo mismo. La ruta la iba a guiar Satelite, pero a última hora se ha arrepentido… que tiene gripe dice… recupérate pronto Jefe.

Me encanta salir de casa con la bici puesta, aunque esto no sea la sierra, agradezco mucho no tener que coger el coche. Hemos quedado a las 9 en el parque de Alcalá. Dentro del margen prudencial van apareciendo los compañeros, algunos ya han entrado en calor como el caso de Trepa y es que Cavallito le trae con la lengua fuera.

Subimos la puerta verde a un ritmo infernal, Cavallino ha puesto el motor y yo que me pico con mi sombra… la guerra continua por las crestas donde decidimos bajar el ritmo porque la ruta es larga y acabamos de empezar.

Seguimos por el camino de Anchuelo para luego subir a los Santos de la Humosa por la trialera. Seguimos por el cerro, divisando todo el corredor del Henares. Vamos bien de hora y aunque los compis tienen bonobici limitado, parece que nos dará tiempo a llegar hasta Chiloeches…

Llegado un punto, el camino se bifurca y bajamos a todo trapo hasta Chiloeches. La bajada es por pista mayormente, con la única complicación de que está sembrada de roderas que le dan un punto de emoción.

En Chiloeches paramos a reponer agua, que estos están hechos unos animales y van solo con un bidón. Nos asaltan unos lugareños que al vernos en bici rememoran viejas hazañas con sus bicis de la época. Pues si que ha avanzado la cosa se dicen… mira que presión llevan en las ruedas, ante no se podía porque reventaba con los bordillos… que si vaya horquilla (lefty)… menudos sillines, al mio le dio un bocado el perro… unas risas nos hemos echado, que gente mas maja.

Desde Chiloeches tenemos que remontar para subir al cerro nuevamente, ya se van notando los kilómetros. Nos equivocarnos de camino y después de patear un rato nos toca darnos la vuelta… de quien habrá sido la idea. Una vez arriba nos topamos con el viento de cara, matador…

Llegamos a un punto donde aparece una trialera tentadora, porque decirle que no… remontamos y llegamos nuevamente a Los Santos. Trepa nos dice que tiene una trialera preparada que vamos a flipar… para colmo Tomy pincha en medio del pistón de bajada. Tomy no puede más y hace sangre: menos mal que era un trialeron… Trepa dice que hace años no se que… imagínate el cuadro jajajaja.

Una vez abajo, Trepa y Cavallino tiran para sus barrios y nosotros para los nuestros. Tomy me abandona a la altura del Alcampo y me quedan 20km de vuelta con viento en contra, sin duda los más duros de la ruta.

La mañana ha estado muy bien, una ruta como las que antes hacíamos.

Hasta la próxima Enganchados!

Track de la ruta en Wikiloc

Alcalá a -9ºC

Publicado: 13 febrero 2012 en 1. Rutas
Etiquetas:, , ,


No me lo podía creer esta mañana cuando me monto en el coche y veo que la temperatura empieza a caer… cuatro, cinco, seis, siete, ocho, NUEVE grados bajo cero.

Allí estaba Tomás, esperando en la entrada del parque, y no parecía tener mucho frío. Por allí también andaban unos cuantos valientes de Bici Alcala.

Arrancamos hacia las crestas, siguiendo la ruta que completamos hace 2 años por estas fechas, la única que Petrel se digno a guiar.

Aunque no hace viento, el frío me deja agarrotado y voy encorvado como una vieja. Creo que nunca he montado con tanto frío y dudo mucho que lo vuelva a hacer, con lo bien que estaba en la cama…. no me lo puedo quitar de la cabeza.

Empezamos a darle fuerte en la primera subida, a ver si entramos en calor. Pero la siguiente bajada nos deja helados. Así vamos haciéndonos con los senderos de la zona, pero la subida al Ecce Homo se nos ha resistido, aunque Tomy estaba fuerte y se la quería hacer, era demasiado para mi. Al final, subida al Gurugu y bajada por los perritos.

Y entre los calores de las subidas y el fresquito de las bajadas, entre sendero y sendero, hemos pasada la mañana Tomy y un servidor.

Hasta la próxima Enganchados!

Entradas relacionadas

Son las 6 de la mañana, no puedo con la vida… nos espera una mañana de auténtico MTB.

Recojo a Satelite y nos vamos en dirección al Berrueco. A medio camino nos juntamos con Trepa. Llegamos con tiempo suficiente, han habilitado un parking que está empezando a llenarse. Recoger los dorsales ha sido una tarea fácil, está amaneciendo. Esta chulo el maillot que nos regalan, aún conservo el de 2008 y que llevo puesto. Vemos la salida de MotoGP.

303290_272638606091316_219544134734097_925159_1069691689_nTrepa se ha apuntado a la corta y sale media hora más tarde. Allí nos disponemos, en la línea de salida, Antonio y yo a darlo todo. Se masca la tensión, unos 500 participantes para la ruta de 80km.

Se da la salida y nos dirigimos al pantano del Atazar. La primera parte en frio no me da buenas sensaciones. El estrés de la salida, la gente que te pasa demasiado cerca y los tapones que se forman, demasiado explosivo para mi gusto.

IMG_0041Voy a un ritmo bastante alto y espero que no me pase factura. El personal está muy fuerte y yo soy más diesel… Pero bueno, hay estamos afrontando el rampón de la Atalaya que nos dará paso a los primeros senderos. Que gozada! Ya me siento mejor…

He perdido a Antonio en la salida y ya no le volveré a ver hasta la meta. Me junto con un biker de Cumbres de la Jarosa que lleva una Storck y me lleva con la lengua fuera, me cuesta seguirle cuesta arriba y le paso cuesta abajo. Voy haciendo la goma como Pantani.

La organización es perfecta, marcando algunos de los pasos complicados, incluso nos hicieron bajarnos de la bici en un punto que de otra forma hubiéramos ido al suelo.

Llego al primer avituallamiento del km20, al lado de La Cabrera, donde me dicen que los primeros ni han parado. Un trago largo de agua y medio plátano es suficiente. Que voy el veintipocos… no me lo creo, se habrán equivocado, pero me crezco por dentro…

El trazado está de lujo, cuantas rutas hemos hecho por esta zona, y me vienen muchos recuerdos mientras sigo dando pedales solo.

IMG_0180

En el sendero que nos lleva a la pista del Canal, cerca de Redueña, alcanzo nuevamente al compañero de la Stock. Está un poco peligroso y se cae, no ha sido nada. Me quedo solo nuevamente, hasta que en los rampones finales aparece un grupito por detrás, aprieto los dientes…

IMG_7830Los kilómetro pasan pero muy despacio, el primer hito que siempre me marco es el ecuador de la carrera, pero aún está muy lejos.

Llego a Cabanillas de la Sierra y engancho con la ruta del toro, donde la subida es constante pero llevadera. Llego a la parte alta de la Cabrera y ni un alma, sigo pensando en el km40.

Sendero para aquí, piedrolo para allá, arena de playa por todos los lados, no te puedes despistar un segundo porque te vas al suelo.

En el paso por debajo de la A1 está el segundo avituallamiento. Con más calma, repongo isotónica y recobro el aliento.

Aún queda una zona rompepiernas antes de afrontar la subida más complicada. La maldita cadena se sigue cayendo. Me temo que me va a dar la mañana.

Llegamos al Espaldar. Llevo un rato que me sobra la camiseta térmica que llevo debajo, pero por no pararme…

El Medio Celemín es demoledor, con apenas 2 km hasta la Segoviana. A estas alturas, las pendientes y el terreno suelto se convierten en una trampa. Encuentro a un biker parado con problemas musculares que está haciendo estiramientos, adelanto a otro que va más petado que yo, pero las piernas no me responden y voy atrancado. Me pasan 2 que van finos, uno de ellos del CC Torrejón, que luego encontraré en la meta.

IMG_9146 [1024x768]Tercer avituallamiento y nuevo control, unos niños me marcan una Z en el dorsal. Que gran idea involucrar a los niños en niños en este deporte que, a pesar de las grandes dosis de sufrimiento, da tantas alegrías.

I0000Nl1IUNljopgHan desaparecido los numerosos riachuelos que hay en la zona que va del Espaldar a Lozoyuela, que en otra época suele estar encharcada.

Se vuelve a caer la cadena y por dar una pedalada demasiado fuerte doblé un eslabón, que irá saltando varios kilómetros pero que finalmente tendré que parar a enderezar. Fue más fácil de lo que pensaba.

“Una última cuesta y casi todo para abajo”, me dicen mientras controlan el tráfico. Y esta última rampa, por ser la última, se hace más dura aún.

“¿Cuanto queda? Menos de diez…” Me da la risa, porque el GPS me dice que unos 4 o 5, menos de diez claro, pero bueno… espero que no haya sorpresas…

Llego a El Berrueco con un tiempo de 4h14min a 29min del primero. Posición 23 jurjurjur…Risa que pasote! Para un globerillo como yo que no le puede dedicar más de 4-6h a la semana…

Otro reto más para la saca. La empanada estaba espectacular y la cerveza a temperatura ideal. Una pena que el césped estuviera más que húmedo, sino aún estaría allí…

Se cierra la temporada por mi parte. Al año que viene más… y mejor? Porqué no!

Hasta la próxima Enganchados!

XI Maraton Sierra Norte 2011 02-10-2011, Elevación - Distancia

Track de la ruta en Wikiloc

II Marcha Campiña Baja

Publicado: 1 octubre 2011 en 1. Rutas
Etiquetas:, , ,

Torrejón del Rey, 25 de septiembre, 7:30 de la mañana, a media hora de mi cama, aún es de noche.

Hace ya unas semanas Tenazillas me lo comentó y aquí estamos. Esta marcha organizada por la gente de Campiña Bike tiene 2 recorridos, 40 y 60km. Yo me apunté a la larga. La zona no permite grandes desniveles y es una prueba rápida.

Con una temperatura fresquita, nos ponemos en la cola para recoger el dorsal. Somos 200 y eso se nota, se tendrá que retrasar unos minutos la salida. El comentario generalizado, que ganas de empezar. Todo listo, para arriba y para abajo para entrar en calor. Se agradecen los primeros rayos de sol.

No sabía que venían, pero ahí aparecen Trepa y Bangal buscando aparcamiento. Se van a tener que dar prisa por falta poco para la salida.

Suena el chupinazo y decido darle fuerte a ver si por fin entro en calor. Cuesta seguir a los primeros, van muy rápido. 10km en el grupo de cabeza me valen para entrar en calor y darme cuenta que es demasiado ritmo para mi. Me voy descolgando… les sigo con el rabillo del ojo en la lejanía.

Tras un repecho mortal, a la vez que imposible, llegamos al primer avituallamiento. A partir de aquí, unos cuantos kilómetros hacia abajo que nos llevan de nuevo hasta Galápagos, donde circulamos por una de las zonas mas chulas de la marcha. Buena parte de la carrera la haré en un grupo de 4 donde voy con 2 bikers de BAD.

Un nuevo repecho y dos caídas de cadena que me desmontan durante unos segundos, tengo que mirarlo me digo, recobro el aliento y afrontamos un nuevo descenso para relajarse, o no, porque en una curva salgo recto y, aunque casi parado, me caigo a una zanja. Me sacudo el polvo, que hay mucho por la zona, y recobro fuerzas en el segundo avituallamiento. Gominolas, plátano e isotónica.

Me siento bastante bien y sigo apretando, dentro de mis posibilidades. El circuito está bien señalizado, pero en un cruce la indicación se desvía de la ruta marcada por el GPS, pienso que la organización ha hecho algún cambio de última hora para darle una dureza adicional. Sigo pero ya no veo ninguna indicación más en el siguiente cruce, miro para atrás y aparece un compañero de BAD. Me dice que no ha visto nada, decido darme la vuelta porque este camino se aleja de Torrejón y ya falta poco. Llego por la carretera y paso por debajo de la cintas que delimitaban el circuito.

Al final y después de los percances, entro en la posición 16, de 150 que terminamos la ruta larga, con un tiempo de 2h47min, a 12min del primero. Me salen 63km a 23km/h de media.

En la línea de meta nos esperan un montón de empanadas, cerveza y refrescos, Tenazillas lo había dispuesto para que no nos faltara nada. Paso un rato con Bangal, Nacho y Tenazillas mientras doy cuenta de las viandas. También había regalos y trofeos, pero me tuve que ir antes, así como unos calcetines y bidón que nos dieron con la inscripción. Para la próxima una Merida… aunque sea tamaño mini…

Nos vemos al años que viene campiñeros…

Hasta la próxima Enganchados!

II Marcha Campiña Baja 25-09-2011, Elevación - Distancia

Track de la ruta en Wikiloc

Extrema, es la palabra que mejor define esta maratón.

Me levanto con la ilusión de disfrutar de una mañana en compañía de Arkaitz y Trepa, ver a los pros de lejos y comprobar mi estado de forma.

Llegar 7:30 de la mañana a Colmenar de Oreja se me hizo muy largo, no se si por el madrugón o por la emoción.

En la zona de inscripciones solo han puesto a una persona para tramitar las licencias de un día, por lo que la espera se hace eterna. En mi caso, estoy federado y tardé 5 min en acreditarme, recoger el dorsal y el chip, pero Arkaitz tuvo que esperar unos 20min, por lo que cuando le tocó el turno no había camiseta de su talla. Un punto a mejorar en la inscripción del año que viene, pedir la talla, así como disponer de bridas suficientes para sujetar los dorsales.

Con todo y esto, sin poder parar un minuto, estamos en la línea de salida a tiempo. Salida que se dará tarde y estaremos 45 minutos incrédulos mientras echan fotos, ordenan a los pros y el speaker no calla.

La primera impresión es que no hay muchos inscritos, unos 450 según la organización.

imageArrancamos por el adoquinado, cuesta abajo y con el fresco mañanero. En cuanto abandonamos el asfalto, la nube de polvo lo inunda todo. Pronto entramos en calor con las primeras subidas y tapones.

Empiezan los senderos, con terreno suelto, campo a través, terraplenes y el continuo sube-baja. En las primeras bajadas pierdo a Arkaitz y Trepa. Al principio es divertido, pero es una trituradora rompepiernas. Me siento bien, decido tirar fuerte y esperarles en el primer avituallamiento. Me encuentro con Piloto y más adelante con Diego, charlamos un rato y me comentan lo duro del trazado. Les digo que voy tirando.

A la hora y media llego a Villaconejos, donde está el primer avituallamiento en el km27. Tienen bebida fresca, sandia, plátano, bollos y barritas. A la media hora llega Arkaitz rallado con tanto sendero técnico. Repone y seguimos a un ritmo suave para afrontar una nueva subida. Trepa ni aparece, tuvo una avería y se quedó de los últimos. En la primera bajada pierdo a mi compañero y decido esperarlo, pero nuevamente es cuesta abajo y me tiro a machete.

Como puede ser… en las inmediaciones de Chinchón, y una vez superados los repechos para subir al castillo, me encuentro a Arkaitz delante… Sorpresa ha seguido a un grupo que se ha colado en uno de los muchos zig-zags entre senderos. Le comento que en el castillo había un control, aunque me da que solo para los pros (nuevamente…) porque a mi ni me han hecho caso.

De Chinchón a Colmenar de Oreja más de lo mismo, plagado de senderos y sin tiempo para descansar. Voy adelantando posiciones. Subida por el adoquinado y paso por la meta con un tiempo de 3h30min. Mancebo, ganador del Open, pasaría al poco, por detrás pero con 40km por delante.

imagePor el rabillo del ojo creo haber visto un avituallamiento en la plaza pero lo paso de largo y me digo que seguro que está más adelante. Empiezo a bajar y nada. Pregunto a unos chavales y nada, me dicen que hay una fuente bajo el puente. Repongo agua y sigo. A los 300m me encuentro el avituallamiento. Eso me pasa por no llevarlo marcado en el GPS, seguro que aprendo.

El circuito está muy bien señalizado, a pesar de que algunos senderos se entrecruzan, es difícil perderse, pero se echan de menos avisos en los puntos peligrosos. Los pasos por carretera están controlados por la Guardia Civil.

La segunda parte de la ruta la hice prácticamente solo. Fue más dura aún si cabe, más desnivel en menos distancia, con el cansancio acumulado y a la hora que más aprieta el sol.

Entre sube y baja llegamos a la zona de Castrejones, donde está el tercer avituallamiento. Me encuentro nuevamente con Diego, que va sufriendo como yo, pero poco a poco nos vamos haciendo con la ruta.

Tengo muy buenas sensaciones, aunque normalmente las pendientes de más del 15% no son lo mío y menos si están rotas y con piedras que ruedan bajo el neumático y te hacen dar pedaladas en vacío. Me voy exigiendo el máximo en cada subida.

imageTras una larga y peligrosa bajada con varios escalones de pizarra, llegamos a una zona de cañones y desfiladeros en la que solo faltan los indios. Mentalmente no voy tan bien y no hago más que pensar que no puede faltar mucho. Se me hacen muy largos los últimos kilómetros. Llego al último avituallamiento, en el km76, donde el personal pregunta si vienen muchos por detrás… pues no os queda na’… por lo visto se cansaron y plegaron al rato, dejando sin provisiones al personal, me lo hacen a mi y me pillo un mosqueo…

Tras una ligera bajada afronto los últimos 4 km de subida antes de llegar al pueblo. Sigo apretando, parece que me quedan fuerzas.

A las 15:30 entro en la meta donde ya están dando los premios, después de 6 horas y 10 minutos, en el puesto 28. El segundo tramo, del km46 al 87, lo hice en un tiempo entre los 10 mejores cicloturistas. No está mal… Una vez finalizada la ceremonia de los premios, a eso de las 16h empiezan a desmontar…

Solo terminamos 232, entre competición y cicloturistas, de 450 inscritos. Da una idea de la dureza de la prueba.

Reto conseguido.

Hasta la próxima Enganchados!!!

MadridXtrema 2011 04-09-2011, Elevación - Distancia

Track de la ruta en Wikiloc

IMG-20110828-00124

Después de las vacaciones, tenía ganas de una ruta por la zona privilegiada.

Cercedilla, en plena Sierra de Guadarrama, es de esos pueblos que, a pesar de estar a una hora de Madrid, no me importa volver a visitar. Estoy seguro de que va a ser una mañana de MTB inigualable.

En esta ocasión, quería llegar hasta Valsaín disfrutando de los senderos del rio Eresma.

El día promete calor y la sombra del Parque Natural Montes de Valsaín es la mejor zona para el verano abrasador.

Arranco a las 9 y me dirijo a subir el Calvario, pronto me doy cuenta de que es hacia el otro lado y debo subir la Fuenfría.

Esta zona está plagado de senderos y como el carril del gallo hay pocos; rápido, técnico por momentos y poco peligroso.

Continuo hasta el puente sobre el rio Eresma y desde ahí, por el margen izquierdo, a disfrutar de los senderos. Es una zona preciosa, recreativa, preparada y limpia. Me lo apunto para hacer un picnic uno de estos sábados.

IMG-20110828-00127IMG-20110828-00131

 

 

 

 

 

 

Estoy cerca de Segovia, casi puedo oler el cochinillo en el horno. Estos montes pertenecieron en el pasado a la ciudad de Segovia y el Parque Natural fue el primero en España en estar protegido legalmente.

Valsaín es un pequeño pueblo, con apenas unos cientos de casas. Pero como todos lo pueblos con rio, en verano debe ser un hervidero.

A partir de Valsaín, me espera primero una corta pero intensa subida y después unos 10km más moderados hasta coronar nuevamente la Fuendría. Que lejos parece Siete Picos…

IMG-20110828-00140

Se notan los kilómetros en las piernas y sobre todo el desnivel acumulado, y es que esta ruta no es baladí. Es especialmente acuciable en las últimas rampas de la Fuenfría, donde hay un tramo con muchas piedras y me quedo prácticamente atrancado.

Corono nuevamente y esta vez me tiro por un sendero que le llaman Camino Viejo. A estas alturas de la ruta cualquier tramos técnico es complicado, pero este sendero está descuidado y es una auténtica trialera. Solo apta para los más valientes.

Hasta la próxima Enganchados!

Cercedilla-Fuenfria-Carril Gallo-Rio Eresma-Valsain 28-08-2011, Elevación - Distancia

Track de la ruta en Wikiloc

Entradas relacionadas:

Que recuerdos me han venido al editar este video.

Solo hay una primera vez para el Soplao, me temo que al año que viene me exigiré sufrir para mejorar el tiempo y no disfrutaré tanto como la primera vez, disfrutaré de otra manera. No podré evitarlo, esto es así.

Las emociones son difíciles de describir. Espero que os guste.

Entradas relacionadas: