Posts etiquetados ‘Mondalindo’

En la última ocasión, allá por octubre, quedó pendiente por culpa del mal tiempo y a Satelite no le gustan las espinas clavadas.

Asi que nos disponemos, mano a mano, a superar el reto de reconquistar el Mondalindo.

Arrancamos desde lo alto de Valdemanco en dirección al Medio Celemín. Con la emoción de la ruta que tenemos por delante, y tras superar las primeras rampas hacia la Cañada Real Segoviana, me doy cuenta que he olvidado el casco y me toca bajar hasta el coche.

Superado el puerto, tomamos como alternativa bajar hasta el espaldar de La Cabrera para disfrutar de unos cuantos senderos, antes de afrontar la subida al Modalindo. 15km de subida y un desnivel de más de 800m por delante.

En vez de bajar hasta Garganta de los Montes, decidimos probar una alternativa que va mas directa hacia la cima, todo un acierto. No voy fino y noto una tensión excesiva en la parte alta de los gemelos, obligándome a ir estirando continuamente. Ahora, y tras ajustarlo, creo que era debido a llevar el sillín demasiado alto.

(más…)

Que fácil parece subir al Mondalindo…

Y ahí estábamos Cavallino, Padibal y el que teclea, dispuestos a reconquistar el Mondalindo. A primera hora, la mañana promete. Un poco fresco, pero empieza a aparecer el sol.

Llego el primero a Valdemanco y decido montar una banda antipinchazos. La noche anterior aviso a Padi de que lleve cámaras, yo tengo varias pendientes de reparar, en vista de la última ruta en la que tuvimos 5 pinchazos. Monto la banda en la trasera, en la delantera llevo tubeless.

Empezamos desde la parte alta del pueblo, y seguimos subiendo para coger la Cañada Real Segoviana que nos llevará al Medio Celemín. Adiós al frio y empezamos a bajar con el terreno bastante suelto, Padibal le quita aire a la rueda delantera para ganar algo de agarre.

(más…)

Ruta exigente, con pendiente pronunciadas y descensos técnicos

La ruta propuesta por Satelite pretendía conquistar el Mondalindo por la cara norte, subiendo desde Garganta de los Montes. En intentos anteriores no lo pudo conseguir por las inclemencias del tiempo y la tenía atravesada desde entonces, así son los retos, así es Antonio.

El Mondalindo, con sus 1831m, nos planta cara, se muestra inalcanzable. No sabemos que nos guarda una sorpresa en forma de aventura de orientación y una prueba de concentración y serenidad.

La mañana amenaza lluvia y el bueno del tío Antonio tiene un chubasquero para mi, aunque al final no ha sido necesario. La niebla oculta la cima a conquistar. Está decidido, nada puede hacernos cambiar de opinión.

A las 8:40 arrancamos de lo alto de Valdemanco, evitando las cuestas pronunciadas de sus calles. Como es la tónica en sus rutas empezamos subiendo, entrando en calor en dirección al Medio Celemín. Una vez coronado iniciamos el descenso con precaución inicial y disfrutando todo lo posible, en una de estas me emociono y me marco un recto en toda regla.

(más…)