Mis 24h en el Soplao

Publicado: 22 mayo 2011 en 1. Rutas
Etiquetas:, , , , ,

El 21 de mayo de 2011 es una fecha que recordaré, espero que toda la vida. Llegamos a Cabezón de la Sal el viernes 20 a las 9 de la noche. Lo había leído, había visto fotos e incluso videos, pero estar allí entre tanta gente y con más de 20 mesas para la entrega de dorsales fue el primer indicador de la organización que hay por detrás de este evento. Es el 5º año que lo organiza el Club Cabezón de la Sal y cada año son más los que la tienen como una cita obligatoria. Año a año acude más gente, y en esta edición estamos casi 4.000 apuntados… Sorpresa

image

El cielo está nublado y empieza a caer una fina lluvia. No quiero ni pensarlo. Esa noche ceno un buen plato de arroz, merluza de pincho y un poco de vino, el hotel Resort Reserva del Saja & Spa en Cabuerniga es precioso y muy acogedor. Se ve trasiego de bicis por el parking. No nos dejan meter la bici en la habitación y paso de dejarla en el garaje, duerme en el coche y rezo porque no vuele, teniendo en cuenta que algunos la dejan en el portabicis fuera del coche. A las 12 estoy en la cama, pensando en todo lo que tengo que preparar por la mañana. Leo 2 páginas y me quedo frito.

A las 6:30 suena el despertador, me desperezo y me dispongo a desayunar un poco de pasta deliciosa que mi mujer me ha preparado. Está amaneciendo, hay mucha humedad, el suelo está mojado por la niebla, pero no llueve. Me pregunto cómo estará el monte.

Lleno el Camelbak, cojo geles y barritas, cargo la ruta en el GPS, pongo el dorsal, echo Squirt en la cadena, dudo si ponerme térmica de tirantes, de manga larga o de rejilla, opto por la primera, preparo la GoPro, cargo música en la blackberry por si acaso, llevo chubasquero, echo una pastilla con electrolitos en el bidón, chequeo la presión de los neumáticos, y ya vale porque se me echa la hora encima. El viernes me di cuenta que el rodamiento del pedal izquierdo está tocado y me está rayando porque estoy seguro que me dejará tirado, me obligo a no pensarlo. Con todo listo nos dirigimos a Cabezón.

imageAparcamos a la entrada del pueblo, se ven algunos ciclista. Estiro a conciencia, en las últimas semanas y sobre todo desde que cambie de Kleta, se me cargan os isquiotibiales y tengo que parar a estirar. Lo he achacado a la altura del sillín pero no le he pillado el punto aún. Me aplico una crema para calentar que me dieron hace años en una marcha (24doce, SierraNorte, ???), espero que no esté caducada… En dirección a la salida y a 200m del coche oigo un BOOM!!!, diooooos ya han dado la salida y no tengo ni ida por donde ir porque me los voy a encontrar de frente y no me van a dejar pasar… empiezo a callejear y pierdo a mi mujer de vista, adiós a imagelas fotos… por aquí no, pregunto, cambio de dirección, por allí, empiezo a oír el Thunderstruck de los AC/DC cada vez mas cerca, al fin doy con la calle principal y veo la marea de ciclistas, se me ponen los pelos de punta (y ahora al recordarlo), una sonrisa se dibuja en mi cara. Ha llegado el momento de la verdad.

Toda la semana he estado pensando que los entrenamientos no eran suficientes para una ruta de este tipo, en los últimos 15 días solo he podido hacer rutas de poco más de 1h, intensas pero insuficientes.

Me cuelo entre unas vallas y me incorporo a pata a la marabunta… que pasada de gente!

Los primeros kilómetros discurren por las calles de Cabezón, a velocidad de tortuga. La gente es consciente de que la ruta es muy larga y circulamos en pelotón respetando la posición del compañero. Por todos lados la gente aplaude y nos vitorea, nunca había visto un ambiente igual. Cada rotonda, a los lados de la carretera, gaiteros, pancartas, disfrazados, paso los primeros minutos incrédulo e impresionado. Busco a mi mujer entre la gente.

El pelotón se va estirando lentamente y voy remontando alguna posición, no tengo ni idea si he salido al principio o al final del pelotón, entre 4.000 no se ve al principio y el final. Las primeras rampas vienen bien para entrar en calor, pero empiezan los primeros tapones. Tranquilamente llegamos a Caviedes donde está el primer avituallamiento, como un plátano y cambio el agua del bidón por 2 latas de apetecible Aquarius. Ya podían aprender los organizadores de otras rutas, un montón de gente para atender a los ciclistas, con bebida y comida para todos. Esto se repetirá en todos y cada uno de los 7 avituallamientos de la ruta. Un 10 para la organización.

imageimageAl salir del pueblo enganchamos con una rampa empedrada, la Cocina, donde la mayoría echa el pie a tierra y se monta el tapón. Una pareja va en un tandem Ventana con suspensión trasera, espectacular. La gente les jalea.

Pasado el tapón, empiezo a subir el Soplao, esto ya no es de broma. La pendiente es prolongada, pero es un paseo comparado con lo que queda por delante. Se empieza a notar quien está fuerte, son 8km y unos 500m de desnivel.

El Soplao es una cueva de 12km, cuya entrada llama la atención. Es para una visita turística, y esta mañana no toca. Llego al parking donde tenemos el segundo avituallamiento. Cojo 2 plátano, me como uno y relleno el bidón. Tiro mi basura a los contenedores que hay al lado y me dispongo a bajar. No puedo decir lo mismo de una minoría de “ciclistas” que tienen la costumbre de tirar los envoltorios en medio del monte, que comportamiento tan poco civilizado. Sois una guarros, no quiero pensar como estarán vuestras casas o calzoncillos.

Esta zona está bastante húmeda y hay regueros de agua. Bajamos con mucha cautela, además nos encontramos a 2 personas en cada paso peligroso indicando el lado por el que debemos cruzar los regatos. Un 20 para la organización. Quito unas cuantas vidas sin arriesgar demasiado. Miro el GPS, voy por el km40, puuuuffff

Cruzamos un rio que en otras ocasiones debió ser un torrente, pero ahora solo quedan piedras. Alcanzo a un compañero, hoy somos todos compis aunque no nos conozcamos, que lleva una cornamenta de impresión. Vamos charlando un rato y me aclara por donde vamos. Comienzan las primeras rampas de la siguiente subida, el ascenso al Monte AA. Algunas rampas marcan un 20%, pero los ánimos de la gente hacen que el sufrimiento sea menor. Llevo un rato de disfrutando del paisaje, bosques, verdes prados, valles, un placer para los ojos, no tanto para las piernas.

Llegamos a Ruente, donde me he adelantado a mi mujer y me quedo nuevamente sin foto. Aquí también la gente se amontona, anima, grita, aplaude y tira fotos.

image

Llegamos a Ucieda y de aquí al siguiente avituallamiento, previo a afrontar la primera subida al Moral. Un bocadillo de jamón, otro plátano, un Aquarius y un botellín de agua. Empiezan a abrirse claros y hace calor. Me tiro en el césped a hacer estiramientos.

imageAdemás de la ruta en MTB, hay otras pruebas a pie que ponen los pelos de punta. La Ultramaratón, con salida el viernes a las 11 de la noche, tiene un recorrido de 125km y más de 4.000m de desnivel. ¿No es este el verdadero Soplao? Otra prueba consiste en 45km a pie y 2.000m de desnivel.

12km de subida por delante y más de 700m de desnivel. Más de 1h de subida, que con lo que llevo en las patas no me sienta demasiado bien. Me encuentro a muchos a pie participando por las rampas del Moral. El sol quema cuando los árboles desaparecen. Me sobra todo. Paro a quitarme la camiseta térmica, está completamente empapa. Me sobra el Camelback, apenas lo he utilizado. Aprovecho para estirar, mis piernas me lo agradecen.

Me marco mi ritmo y poco a poco voy adelantando. La subida parece interminable, el sol me pesa. Paro nuevamente a estirar, me adelantan.

image¡¡Vamos señores, os veo muy flojos este año!!
¿Qué pasa, no hemos trincado esta noche? Claro y venimos con las fuerzas justas… ¡¡Veo poca bicicleta y mucho cubalibre aquí eh!!

Estas son algunas de las lindezas que nos soltaba el colega junto al repiqueteo del cencerro, o del campano como aquí le dicen. Ahora me entero que el paisano es presidente de un club local de MTB, y que seguía allí a las 11 de la noche animando al personal que bajaba. Desde aquí, muchas gracias Yayón por tu ánimo y aliento.

Por fin consigo coronar y empieza una vertiginoso descenso por una pista con buen firme pero algo suelto en algunos puntos. De la emoción apenas noto el frio del sudor en el descenso.

imagePor increíble que parezca, antes de llegar al final de la bajada, me cruzo con los primeros, que ya están de vuelta. Me sacan la friolera de 40km.

La relatividad del tiempo y del espacio me da vueltas en la cabeza… Lo tengo claro y me reafirmo en que lo importante no es el tiempo, no tengo referencia del esfuerzo, he venido a terminarlo… a disfrutar, eso es, a disfrutar…

En esto que veo a lo lejos a mi mujer que me estaba esperando en la carretera que va a Bárcena Mayor. Que alegría y que subidón. Estoy seguro que esto me dará fuerzas para completarla. Voy por el km90. Próximo objetivo, la interminable subida a Fuentes con sus 18km y casi 800m de desnivel.

Tras una breve parada, liberarme del camelback y aplicar un poco de Squirt en la cadena, retomo la marcha hacia el próximo avituallamiento antes de afrontar la subida. La misma rutina, rellenar el bidón de isotónica, un plátano y esta vez un bollo de chocolate que me sabe a gloria.

image

Llega el km100, con un acumulado de 2.827m y un tiempo de 6h. Aún me quedan 10km de subida y un nuevo ascenso al Moral, lo que son 65km y 1.500m de desnivel adicional. Son cifras nunca vistas por el GPS.

Empieza a llover, lluvia fina que viene bien para refrescar pero que no se cuanto durará. El terreno se puede poner imposible si cae un chaparrón y las nubes tienen mala pinta. Un miedo más que echarse a la mochila. Decido nuevamente no pensar en ello y disfrutar de cada pedalada. Los isquiotibiales me están respetando, el pedal sigue en su sitio, la suerte está de cara.

A pesar del cansancio acumulado, me siento bien. A pesar de tener que parar nuevamente a estirar, cada vez lo veo mas cerca. Me estoy haciendo con el Soplao. Me imagino la llegada. Recorrer los últimos metros entre tanta gente que no se cansa de animar. Mi mujer esperándome con una sonrisa de oreja a oreja, los brazos abiertos, un lo has conseguido, o un yo sabía que tú podías, o un estoy orgullosa de ti. Me emociono y mis ojos se llenan de lágrimas. Es una sensación de felicidad difícil de describir, felicidad y sufrimiento, masoquismo deportivo.

imageLa Cruz de Fuentes está cada vez más cerca, pero la última parte se hace dura, larga, pestosa. Cuando crees que ya lo tienes, tras una curva ves a lo lejos la fila de gente que te precede.

Llego arriba, ha pasado una hora y media desde el avituallamiento. Me tiro a un lado del camino a recobrar el aliento.

imageEste año han introducido un nuevo tramo para evitar la carretera, pero que añade un plus de dureza. Una bajada ligeramente técnica con más piedras de lo normal y que a estas alturas no apetece nada. Las manos empiezan a doler y tengo una contractura en el trapecio a la altura de la escápula derecha. Me doy cuenta que voy bajando encogido, intento recobrar una postura natural pero me tira el trapecio. Estoy hecho un cromo.

Vuelta para arriba hasta Venta Vieja, otros 40min y 350 de desnivel. Esta subida tiene unos desniveles considerables, me cuesta y voy poco a poco. Durante toda la ruta vengo controlando mis pulsaciones, cuando se disparan bajo el ritmo. No quiero superar el 80% y hasta el momento me va bien. Puedo mantener un buen ritmo. Además solo me pongo de pie para cambiar de postura y aliviar el dolor de culo, pero cada vez lo necesito con mayor frecuencia.

La última parte de la bajada desde Venta Vieja es carretera, una serie de zetas en las que alcanzo los 70km/h.

Llego al último avituallamiento antes de afrontar el Moral por segunda vez. Repito la rutina, y llamo a mi mujer para avisarle que ya me falta poco, son las 17:15. En este sentido el Moral es mas corto pero un poco más duro, 9km y 550m de desnivel. Voy nervioso, estoy impaciente por terminar. Voy pensando en apretar para mejorar el tiempo, pero me digo que no merece la pena. Se me hace largo, estoy impaciente.

imageLlego a altura de un compañero que lleva una MTB con motor, va haciendo un ruido considerable. La verdad que llama la atención y se oyen comentarios. Percibo que no es bien aceptado, y yo pienso lo mismo aunque es un compañero más. Intercambio un par de palabras con él, no consigo adivinar que bicicleta es, el motor va sobre el pedalier y no es nada voluminoso, o eso parece. 

Cuando hace 10h que saliste de Cabezón, durante las que has conocido a varios compañeros, has empujado más fuerte cuando te animaban, pero en las que el 90% has pedaleado en silencio, cualquier ruido continuado se convierte en un tormento. En ese momento dice que se le han acabado las baterías y lo desconecta… que paz. Se queda sin ayuda y lo supero con facilidad.

Ya está, ya está, ya está… pienso cuando me responde un compañero que en esta curva se termina el Moral. Corono y solo paro en el avituallamiento para desechar un botellín. En la bajada tengo un pequeño susto en una curva en la que entro pasado y hago un recto para evitar tumbarme y arriesgar. Me adelanta el de la bici con motor, baja a machete y solo puedo seguirle. Allí seguía Yayón con el cencerro animando.

En los últimos 5km de carretera me uno a un grupo y empezamos a darnos relevos, voy a rueda acoplado y doy un relevo que más parece un ataque, uno me dice… estás nuevo o que? La verdad que me siento con fuerza, me parece increíble que con la paliza que me he pegado, aún pueda apretar de esta manera.

Nos adentramos en Cabezón, hay centenares de personas a los lados de la carretera. Por la megafonía se oye al speaker, el jaleo es tremendo. Bajamos el ritmo, se estrecha el camino, la gente esperando a sacar esa foto a su campeón particular.

Venía pensando si podría contener las lágrimas al cruzar la meta, no obstante la sensación es extraña, una mezcla de liberación, satisfacción, emoción, euforia, reparación, fatiga, dificultad para respirar, y los besos y abrazos de mi mujer.

Llegada Soplao 2011

La gente de la organización te recibe con una sonrisa y una palmada en la espalda, eres un campeón y lo has conseguido. Lo he conseguido, me siento pletórico, pero necesito sentarme… Todo muy bonito pero ya me han visto al año que viene…

Ese día y los siguientes hago un balance del Soplao. En ningún momento me planteé dejarlo, me sorprende porque normalmente en las rutas duras siempre hay un instante en el que pienso que mejor estaba en la cama o en el bar, pero el Soplao es muy diferente. Ahora que escribo esta crónica, no estoy tan seguro de faltar al año que viene.

Me llevo un dedo meñique dormido, los antebrazos y el cogote quemados. No cambiaría nada, ha sido todo perfecto. Los isquiotibiales no me han dado guerra, los he mimado con todos los estiramientos que he podido. El pedal no ha fallado. He probado el Squirt en esta ruta y solo puedo decir que es una maravilla. El terreno es polvoriento y en algunos tramos con algo de agua y ha aguantado perfectamente sin sensación de cadena seca y excesivos ruidos.

Mis datos:

  • Tiempo: 10:56:06 (9:45 dando pedales)
  • Posición: 1.040
  • Terminamos 3014 Enganchados de 3908 inscritos

Hasta la próxima Enganchados!

Los 10.000 del Soplao 2011 21-05-2011, Elevación - Distancia

Track de la ruta en Wikiloc

Entradas relacionadas:
Anuncios
comentarios
  1. satelite dice:

    ENHORABUENA MAESTRO!!!
    Me he emocionado leyendo la cronica.

  2. Tomy dice:

    snif, snif, snif……..

    me has puesto la piel de gallina.

    ATUS PIES!!!

  3. pet3r86 dice:

    Eres una MÁQUINA!!!

  4. PADIBAL dice:

    campeon!!!!

  5. Juan P dice:

    Enhorabuena !!!!!
    Yo debo ser muy, muy masoca porque llegue a las 23:35 y desde el momento en que cruze la linea de meta supe que volveria el año que viene, estamos “enfermos”.

    PD: yo no he conseguido hacerme al Squirt, lo he probado un par de veces pero no me ha convencido, seguramente no lo use bien, dicen que hay que aplicarlo con la transmision impoluta y eso si que me da pereza…

    • Patrul dice:

      Pero terminaste, que eso es lo que cuenta, el primero como el último, y según dicen la gente de la organización y el mismo Litu (ganador) allí estaba recibiendo hasta las 12

      La cadena tiene que estar limpia para que funcione correctamente. El desengrasante la deja como la patena

  6. Juan P dice:

    Hablando un poco más del squirt, lo he vuelto a probar hoy, genial durante los primeros 30kms, luego entre barro, paso de rios, charcos y demas ha ido desapareciendo y al final se me ha quedado la cadena seca, para condiciones humedas no parece muy efectivo, aunque en todos lados leo que si lo es, lo has probado así tu???

  7. […] 24h en el Soplao: https://elmtbengancha.wordpress.com/2011/05/22/mis-24h-en-el-soplao/ Advertisement GA_googleAddAttr("AdOpt", "1"); GA_googleAddAttr("Origin", "other"); […]

  8. […] Vistos en 48h En busca del santo sendero…Video de los 10.000 del Soplao 2011Cannondale LeftyMis 24h en el SoplaoMaxxis Monorail Kevlar […]

  9. Diego J. dice:

    Muy buenas!, casualidades de la vida, acabo de ver tu vídeo del Soplao’2011 y no veas que pasada!. Buenisimos los varios detalles como: tirar la basura al contenedor, el momento en el que te cruzas con el 1º o la ultima bajada por asfalto, acoplado sobre el manillar. Pensaba que era yo mismo reviviendo la prueba del año pasado. Lo cual no ha hecho mas que impacientar la espera para este año. Somos de Almería y el año pasado fuimos 4, pero este vamos 11…. el Infierno Cantabro….
    Nos vemos en el Soplao!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s