Posts etiquetados ‘Cabezón de la Sal’

Los 10000 del Soplao 2013

Publicado: 21 mayo 2013 en 1. Rutas
Etiquetas:, , ,

Hola de nuevo Enganchados!!!

Han pasado varios meses sin escribir por aquí… no tengo mucho tiempo últimamente. Pero la ocasión merece la pena.

Todo aquel que haya participado en los 10000 del Soplao sabe a lo que me refiero. El Soplao es esa prueba de un día que todo aficionado al MTB debería marcarse como objetivo. No solo porque se desarrolla en un paraje precioso, la buena organización y la amabilidad de sus gentes, sino porque la satisfacción de terminarla dura semanas, meses… y sino la terminas, al año siguiente tendrás una nueva oportunidad, estarás deseando que llegue.

Pero no te lleves a engaño, hay una cosa bien cierta: es un infierno… El Infierno Cántabro, vive tu reto!

El ambiente de la tarde-noche anterior es para vivirlo, muchísima gente pululando, se masca el nerviosismo de los bikers y la paciencia de otr@s tant@s acompañantes/sufridor@s… no se como nos aguantáis! jejeje Guiño

936101_10151609009828028_1368291318_n

Para los que se lo estén pensando, recomiendo alojarse en Comillas. El ruido de las olas ayuda a dormir… Oveja negraOveja negraOveja negra Las 6 de la mañana llegan enseguida, ha llovido por la noche pero ahora no cae. Pensaba llegar con más tiempo a la salida, pero los imprevistos de última hora… me cuelo por las callejuelas, con suerte de caer bastante cerca de la salida… las palabras de la alcaldesa… empiezan a sonar los AC/DC… suben las pulsaciones… cuenta atrás… la traca da la salida… los primeros pasitos… la marea empieza a moverse acompasada… a los 4min paso por el arco, contento por no salir muy atrás y más cuando en la primera rotonda veo a Karol deseándome suerte.

Empiezo calentando adecuadamente, pedalada redonda, alta cadencia… ni me entero de los cambios que han metido este año en los primeros kilómetros, pero los paso muy cómodo y a buen ritmo.

Llego a la Cocina con rampas exigentes. Han cementado los primero 400m pero pronto aparece el barro, las piedras, las roderas y la necesidad de echar pie a tierra. Mucha gente animando y no veo a nadie que se atreva a subirlo montado, son unos 300m. Los de detrás tendrán tapón asegurado, lo he sufrido otros años.

Voy comentando con un compañero la comodidad del nuevo XX1 con un plato 32 y me dice que le sobran 2 dientes… se nota que va atrancado… me pasa… le paso… me pasa… le paso… así hasta las cuevas del Soplao, que ahora se sube por carretera donde antes había una pista rota. He llenado el Camelbak con agua sin haberlo enjuagado y está realmente asqueroso, no me va a sentar mal, seguro que no… aún así decido no parar en el avituallamiento y afrontar la bajada a Celis.

La bajada está muy peligrosa, sobre todo al principio, donde voy vendido y tengo que ir prácticamente parado. El barro arcilloso parece chocolate y no entiendo como la gente puede bajar tan fuerte, me pasan, están locos, voy de lado a lado. Definitivamente las gomas que llevo no valen para barro, aunque a mi me encantan, vuelaaaan… Va mejorando el terreno y puedo soltar frenos.

Celis

Km 35- Llego a Celis donde los vecinos están listos con las mangueras para limpiarnos el barro de las bicis y engrasar las cadenas… es una pasada!

Km 45 – Tras un tramo de carretera y el vadeo de un rio donde los valientes se meten hasta las rodillas, empieza la subida al Monte Aa, ya me lo conozco y hay que regular porque vienes muy suelto y se pone casi al 20%.

Km 60 – Tras una bajada rápida, llego al mítico paso por Ruente, donde la gente se agolpa en los márgenes de la carretera y alrededor del paso por el puente sobre el arroyo. Oigo a la gente decir que vamos muy bien, me motiva y aprieto un poco mas.

Aquí un vídeo cruzando el puente de Ruente… soy el tercero.

Km 65 – Por fin llego a la campa de Ucieda donde pongo agua limpia en el Camelbak y cojo fuerzas: isotónica, plátanos, pasteles…

Km 78 – La subida al Moral no la recordaba tan dura. Tiene un desnivel importante en alguno tramos, me pilla fresco, tiro sin cabeza y termina haciéndose larga. Casi hora y media de subida del tirón, echo cuentas… me pasará factura.

Km 92 – La llegada a Bárcena Mayor, donde está el siguiente avituallamiento, no llega nunca. Noto un bajón importante, las piernas no me van, noto frio, las manos, los pies… y lo peor, la cabeza se enfría. Empiezo a darle vueltas, me siento agotado. Aun queda lo peor, ahora empieza el Soplao… cuantas veces lo habré leído, oído… me entra el agobio. A partir de aquí comienza mi tortura.

Me doy cuenta de que no he comido nada desde Ucieda. Debo llevar un careto… me atiende un chico del avituallamiento, una isotónica, un plátano, otro para el bolsillo, un sándwich de jamón y queso, membrillo… lo devoro… otra isotónica. Que tal vas de calambres me dice y me echa una pastilla de potasio en el Camelbak que me acaba de rellenar. De pronto me siento preñado, pero mejor así.

Yo y mi digestión empezamos a subir Fuentes, 16km por delante, algo más tendido, pero 16km al fin y al cabo. Recuerdo algo que escribió Josef Ajram sobre la motivación, y lo pongo en práctica. Decido dividir el puerto en 4 etapas de 4km, será mas llevadero. Los primeros 4km se me hacen muy largos, constantemente mirando el GPS y el paso de cada 100 metros, diviso la siguiente curva, otra curva, encuentro un árbol caído donde parar. Primera etapa superada. Me adelantan, me dan ánimos…

Me doy cuenta de que hace muchos kms que no disfruto, mi pensamiento se centra en mi sufrimiento. El tiempo se para, no avanzo, estoy derrotado mentalmente… Dejarlo aquí, abandonar, otra vez será… me ronda la cabeza. Entro en bucle y me planteo seriamente darme la vuelta y meterme bajo la ducha caliente. Y cuando me voy a sacar la espina de 2012 sino es hoy? El siguiente esfuerzo lo estiro hasta los 6 km, vuelvo a parar a recobrar el aliento. Lo que queda del tirón.

Km 108 – La llegada a Fuentes es fría, no hay nada. 90 minutos de esfuerzo y no hay nada. Recordaba que Fuentes tenía trampa, empiezas a bajar, te quedas helado y después queda el remate de Ozcava, donde ves a lo lejos, muy arriba, por donde va la gente… no lo mires me dice uno que se me pone a la par, me debe haber oído jurar y resoplar. Estoy sufriendo más de la cuenta, no estoy acostumbrado, pero tengo que acabarlo. Empiezo a pensar en positivo, se que si supero Fuentes y Ozcava, el resto aunque sea arrastras. Menos mal que no era consciente de que lo peor estaba por venir.

KbiMQAUX-aQcu7sKgcCFpeuPl8XJBdrH506ohYGyOxQ

Km 114 – En Ozcaba tienen hasta café con leche caliente, que bien me sienta. Son las 4 de la tarde. La bajada será larga y fría, decido ponerme el chubasquero por primera vez.

Km 128 – Lo de Correpoco, nuevo en el trazado de este año, tiene su gracia… para un día seco, seguro que estaría divertido, estrecho, piedras… pero en realidad es una ciénaga, pestilente… mejor no doy mas detalles del rato que pasé empujando la bici.

En el Km 135 se les ha ocurrido meter un puertaco con rampas imposibles de casi el 30% y un 20% sostenido durante algunos tramos… pues si, y se llama Negreo. El avituallamiento está a unos 300m de empezar a subir, no tiene mucho sentido para en mitad de una rampa. Pero son niños los que me atienden y me sacan una sonrisa, me ayudan con todo lo que pido.

Obviamente los tramos del 30% nadie los sube montado, y yo la mayoría del 20% tampoco, paso de reventar. Me cruzo con varios que se han dado la vuelta. Voy en modo autómata, no gasto en pensar, tengo hardcodeado terminar, sea como sea. Se que este es el último puerto, y eso me hace fuerte. Pero es interminable, recuerdo lo que me dijeron, no mires… Voy sin referencias porque el GPS se ha quedado sin batería a las 10h. Cuando creo que ya está hecho, giramos a la izquierda y sigue hasta que se pierde el corte en la montaña por donde va la pista. Hay tramos con muchas piedras donde hay que bajarse si o si.

Se me empieza a montar el dedo gordo del pie derecho, prácticamente no puedo hacer fuerza con la pierna derecha. Tengo que parar, quitarme los cubres, zapatillas y estirar. Como es la gente, como es este deporte… me pasan y se preocupan de que no me quede frio, que si ya he llegado hasta aquí ni se me ocurra abandonar…

Una vez arriba se nota mucho viento en la cresta, está empezando a llover. En la cara molesta bastante y parece agua-nieve, hace bastante frío y toca ponerse el chubasquero que ni me acuerdo cuando me lo he quitado. La bajada es muy rápida y peligrosa, cuando el viento sopla de frente prácticamente me para y cuando sopla de lado soy yo el que tiene que frenar porque es imposible ir en línea recta.

En el Km 157 me espera Ruente y desde aquí a Cabezón por carretera enchufado a todo lo que da. Hace bastante viento y aparece un Cancelara que me dice que si puedo me ponga a su rueda… duro 3min. Llevo un rato con la sonrisa puesta, que no se me quitará en todo el día. Disfruto de los últimos metros por las calles de Cabezón, me incorporo, dejo rodar la bici, miro a mi alrededor, la gente jalea… Karol me espera con el mejor de los premios… Eres mi héroe! Lo has conseguido! Tienes buena cara! No pareces cansado!

llegada

Tiempo: 11:04
Posición: 686 (306 de mi categoría) 465
Velocidad media: 14,9 km/h
Distancia: 165km
Acumulado: 4900m

He hecho el mismo tiempo que en 2011, pero 400 600 posiciones por delante. El final de 2011 nada tiene que ver con el de este año. En 2012 me quedé sin frenos. En 2014… buscaré otros retos.

Arrancamos 3811 y terminamos 2675 porque a las 9 de la noche empezó a diluviar y la organización decidió que la gente no subiera el Negreo.

Es curiosa la mentalidad humana y la pasión por este deporte, el mismo día de la prueba, a pesar de la omnipresente sonrisa, el sufrimiento pasado lo era todo. 3 días después, la satisfacción de haberlo terminado ha borrado buena parte de las miserias sufridas y los buenos momentos vividos me incitan a repetir un año más.

PD. Eche de menos a Yayon, el hombre el Campanu, animando en el Moral, y también al gaitero.

Que recuerdos me han venido al editar este video.

Solo hay una primera vez para el Soplao, me temo que al año que viene me exigiré sufrir para mejorar el tiempo y no disfrutaré tanto como la primera vez, disfrutaré de otra manera. No podré evitarlo, esto es así.

Las emociones son difíciles de describir. Espero que os guste.

Entradas relacionadas:

Mis 24h en el Soplao

Publicado: 22 mayo 2011 en 1. Rutas
Etiquetas:, , , , ,

El 21 de mayo de 2011 es una fecha que recordaré, espero que toda la vida. Llegamos a Cabezón de la Sal el viernes 20 a las 9 de la noche. Lo había leído, había visto fotos e incluso videos, pero estar allí entre tanta gente y con más de 20 mesas para la entrega de dorsales fue el primer indicador de la organización que hay por detrás de este evento. Es el 5º año que lo organiza el Club Cabezón de la Sal y cada año son más los que la tienen como una cita obligatoria. Año a año acude más gente, y en esta edición estamos casi 4.000 apuntados… Sorpresa

image

El cielo está nublado y empieza a caer una fina lluvia. No quiero ni pensarlo. Esa noche ceno un buen plato de arroz, merluza de pincho y un poco de vino, el hotel Resort Reserva del Saja & Spa en Cabuerniga es precioso y muy acogedor. Se ve trasiego de bicis por el parking. No nos dejan meter la bici en la habitación y paso de dejarla en el garaje, duerme en el coche y rezo porque no vuele, teniendo en cuenta que algunos la dejan en el portabicis fuera del coche. A las 12 estoy en la cama, pensando en todo lo que tengo que preparar por la mañana. Leo 2 páginas y me quedo frito.

A las 6:30 suena el despertador, me desperezo y me dispongo a desayunar un poco de pasta deliciosa que mi mujer me ha preparado. Está amaneciendo, hay mucha humedad, el suelo está mojado por la niebla, pero no llueve. Me pregunto cómo estará el monte.

Lleno el Camelbak, cojo geles y barritas, cargo la ruta en el GPS, pongo el dorsal, echo Squirt en la cadena, dudo si ponerme térmica de tirantes, de manga larga o de rejilla, opto por la primera, preparo la GoPro, cargo música en la blackberry por si acaso, llevo chubasquero, echo una pastilla con electrolitos en el bidón, chequeo la presión de los neumáticos, y ya vale porque se me echa la hora encima. El viernes me di cuenta que el rodamiento del pedal izquierdo está tocado y me está rayando porque estoy seguro que me dejará tirado, me obligo a no pensarlo. Con todo listo nos dirigimos a Cabezón.

imageAparcamos a la entrada del pueblo, se ven algunos ciclista. Estiro a conciencia, en las últimas semanas y sobre todo desde que cambie de Kleta, se me cargan os isquiotibiales y tengo que parar a estirar. Lo he achacado a la altura del sillín pero no le he pillado el punto aún. Me aplico una crema para calentar que me dieron hace años en una marcha (24doce, SierraNorte, ???), espero que no esté caducada… En dirección a la salida y a 200m del coche oigo un BOOM!!!, diooooos ya han dado la salida y no tengo ni ida por donde ir porque me los voy a encontrar de frente y no me van a dejar pasar… empiezo a callejear y pierdo a mi mujer de vista, adiós a imagelas fotos… por aquí no, pregunto, cambio de dirección, por allí, empiezo a oír el Thunderstruck de los AC/DC cada vez mas cerca, al fin doy con la calle principal y veo la marea de ciclistas, se me ponen los pelos de punta (y ahora al recordarlo), una sonrisa se dibuja en mi cara. Ha llegado el momento de la verdad.

Toda la semana he estado pensando que los entrenamientos no eran suficientes para una ruta de este tipo, en los últimos 15 días solo he podido hacer rutas de poco más de 1h, intensas pero insuficientes.

Me cuelo entre unas vallas y me incorporo a pata a la marabunta… que pasada de gente!

(más…)

Los 10.000 del Soplao

Publicado: 9 enero 2011 en 5. Eventos
Etiquetas:, ,

Me lo estoy planteando muy seriamente…

image